miércoles, 10 de noviembre de 2010

·        SEÑALES DE UN EMBARAZO
Por lo general, la primera señal de un embarazo suele ser la falta del período menstrual. Sin embargo, un período que no se presenta a la fecha debida no siempre significa que hay un bebé en camino. No todas las mujeres comienzan sus períodos en el mismo momento cada mes. Incluso si suele tener períodos regulares, el estrés, una enfermedad o cambios en ejercicios o hábitos de la dieta pueden demorar la menstruación.
Estos son algunos de signos de que posiblemente esté embarazada:
  • No le ha llegado su regla o período.
  • Siente malestar de estómago o tiene vómitos.
  • Los senos se han agrandado y le duelen. El área alrededor del pezón se oscurece.
  • Tiene antojos de ciertas comidas o le disgustan muchísimo otras.
  • Se siente cansada todo el tiempo.

·        ¿COMO SE INICIA?
El embarazo se produce cuando un espermatozoide alcanza y atraviesa la membrana celular del óvulo, fusionándose los núcleos y compartiendo ambos su dotación genética para dar lugar a una célula huevo o cigoto, en un proceso denominado fecundación. La multiplicación celular del cigoto dará lugar al embrión, de cuyo desarrollo deriva el individuo adulto



·        DETECCION Y FECHA DE FECUNDACION 
El principio del embarazo puede ser detectado de diferentes maneras, incluyendo varias pruebas de embarazo que detectan hormonas generadas por la placenta recién formada. Pruebas clínicas de orina y de sangre detectan el embarazo desde los 6 a 10 días después de la concepción. Las pruebas de embarazo caseras son pruebas de orina personales, que normalmente no pueden detectar un embarazo sino hasta 12-15 días después de la fecundación. Ambos tipos de prueba solamente pueden detectar si la mujer está o no embarazada, pero no la fecha de inicio del embarazo





FACTORES DE RIESGO
Diversos factores aumentan la posibilidad de que una mujer tenga un embarazo de riesgo:
  • Antecedentes de preclampsia o eclampsia.
  • Consumo habitual de alcohol y tabaco después de las primeras semanas de embarazo.
  • Edad menor a 14 años o mayor a 35 años.
  • Embarazos múltiples.
  • Enfermedades anteriores o durante el embarazo: anemia, alcoholismo, diversas cardiopatías, diabetes, hipertensión, obesidad, diversas enfermedades infecciosas, afecciones renales o trastornos mentales.
  • Hemorragia durante la segunda mitad del embarazo en embarazo anterior.
  • Hijos anteriores con alguna malformación.
  • Intervalo entre embarazos inferior a 2 años.
  • Peso corporal menor de 45 kg o mayor a 90 kg (varía de acuerdo a talla)
  • Problemas en un embarazo previo.


                                    MESES DE UN EMBARAZO

PRIMER MES

La placenta comienza a desarrollarse y el bebé es un embrión. Mide menos de un centímetro y no llega a pesar ni 2 gramos. En el lugar donde crecerán las extremidades se forman unos “botoncitos”. También empiezan a formarse los pulmones, el tubo neural, y el corazón, que comenzará a latir promediando la tercera semana. A partir de la segunda, cualquier test nos informará de la presencia del bebé. Aparece la Hormona Gonadotropina Coriónica Humana –que también se conoce como Hormona del embarazo- y los niveles de progesterona aumentan. Pueden experimentarse mareos y fatiga y, a nivel anímico, nervios y ansiedad por la noticia. En cuanto sepamos del embarazo, o mejor aún, apenas lo sospechemos, visitaremos al médico que confirmará el resultado y es importante que comencemos cuanto antes a tomar diariamente el Acido fólico como también que nos informamos sobre los cuidados que deberemos tener en cuenta de ahora en más

SEGUNDO MES

Son visibles los intercambios de la placenta con el embrión, así como los deshechos del bebé. Todos los sistemas y los órganos principales forman su estructura básica. Aparecen también los dedos de los pies y las manitos, los tobillos, las muñecas y las orejas. También se forman los párpados, pero se mantienen cerrados. El embrión se acerca a los 4 centímetros y pesa aproximadamente 5 gramos. Nuestros pechos están sensibles y se nos oscurece el pezón y el área que lo rodea. Siguen la fatiga y las náuseas matutinas. Aparece el aspecto resplandeciente porque nuestro volumen de sangre crece un 20 por ciento (nuestro cabello está fuerte y brillante). En la octava semana podremos escuchar los latidos de nuestro bebé.


TERCER MES

A partir de la novena semana, el embrión pasa a ser un feto. Comienzan a crecerla unas uñas suaves y en su boca aparecen señales de lo que serán sus dientes de leche. Se desarrollan los genitales, el hígado y los riñones comienzan a funcionar, y todos los órganos madurarán durante el resto del embarazo. Hacia la doceava semana, medirá 10 centímetros y pesará unos 20 gramos. Nosotras necesitamos sumar vitaminas y minerales a nuestra dieta. Los mareos pueden seguir, pero si sentíamos náuseas, ya empiezan a disminuir. Nuestra presión arterial disminuye y eso puede provocarnos aún más cansancio.

CUARTO MES

La placenta está completamente formada. El rostro del bebé ya puede observarse en detalle: su boca, ojos, nariz y orejas están completamente formados. Su piel es muy fina, transparente, y su aparato digestivo comienza a funcionar. A fines de este mes comenzará a moverse, y ya pesará más de 90 gramos y medirá unos 15 centímetros. En nuestro cuerpo, la panza comienza a notarse y los pechos crecerán, así que es buen momento de conseguir ropa que nos pueda acompañar el resto del embarazo. Aumentará nuestro apetito y con él nuestro peso. Las demandas de hierro y calcio aumentan, así que es muy probable que nuestro médico nos recete suplementos o bien nos recomiende alimentos ricos en estos minerales.



QUINTO MES
Durante este mes nuestro bebé crecerá 10 centímetros más y aumentará más del doble de su peso hasta ahora. Sus uñas ya están completamente crecidas y en todo su cuerpito crecerá el lanugo, un vello que lo abrigará hasta una semana después de nacido. Ya duerme y despierta creando un ritmo regular. Por nuestra parte, nuestro útero habrá crecido hasta el ombligo y el ritmo cardíaco se nos acelerará. Las patadas y los movimientos pueden sentirse claramente, y podemos interactuar con nuestro bebé con caricias y sonidos: ya puede escucharnos.

SEXTO MES

La piel del bebé es de un color rojizo y está muy arrugada. Se desarrollan su sentido de gusto y olfato y sus párpados se despegan, permitiéndole abrir los ojos. En sus manos y pies se definen las huellas dactilares. Todos sus órganos están muy desarrollados, aunque el cerebro y los pulmones aún no completamente. Si por alguna razón naciese ahora, con cuidados intensivos quizás podría sobrevivir. Ya mide 30 centímetros y pesa unos 600 gramos. A nosotras, la panza nos sigue creciendo y eso puede causarnos picazón en la piel o incluso dolor leve, por el estiramiento del útero y la piel, es bueno intensificar el uso de las cremas para que la piel esté humectada a diario y de esta manera evitemos lesiones en el tejido de la piel, las estrías. La espalda puede doler también por el peso que se está sumando y el cambio de centro de gravedad.


SEPTIMO MES

Nuestro bebé se chupa el dedo, tiene hipo y llora. Sus huesos se endurecen y eso hace que sintamos más fuerte sus movimientos. Si nace en este momento, con cuidados apropiados tiene buena chance de vivir. Llegará a los 40 centímetros y a pesar más de un kilo. Nosotras comenzaremos a experimentar hinchazón en los tobillos, lo cual nos exigirá que descansemos más a menudo. Puede que aparezcan estrías en la panza y que experimentemos las contracciones falsas –conocidas como “de Braxton Hicks”, las cuales tienen la finalidad de entrenar al útero para las verdaderas contracciones del trabajo de parto. Si se suceden más de cinco en una hora, debemos consultar.


OCTAVO MES

Durante este mes, el bebé se dedica a madurar sus pulmones y cerebro. Seguirá creciendo, llegando a medir unos 45 centímetros y a pesar 2 kilos y medio aproximadamente. Nosotras ya comenzamos a producir leche y no es raro que de nuestros pechos salga un poco. Encontraremos dificultades para dormir, para respirar (porque el bebé presiona los pulmones) y nos conviene comer en más ocasiones pero menos cantidad cada vez, porque el bebé ocupa parte del espacio de nuestro estómago. Es importante que si tenemos pérdidas, sentimos que el bebe empuja hacia abajo o tenemos calambres en el estómago, consultemos.

ÚLTIMOS MES

Hemos llegado al fin de este viaje. Los pulmones del bebé ya están maduros y ya puede vivir fuera de nuestro cuerpo. Girará hasta colocarse cabeza abajo. Ya mide unos 50 centímetros y pesa alrededor de 3 kilos. A nosotras nos aumentará el dolor de espalda, y tendremos que orinar muy frecuentemente porque el bebé presiona la vejiga. Es posible que perdamos peso y vamos a necesitar varios descansos a lo largo del día, molestas por la sensación de pesadez. Sabremos que estamos en trabajo de parto cuando tengamos contracciones regulares cada 5 minutos durante más de dos horas en la primeriza o de una en las mujeres que ya han tenido hijos. Es hora de preparase para dar a luz!

               

                                                                    ALGO MAS..

                                                   ¿QUE ES UN ESPERMATOZOIDE?

es una célula haploide que constituye el gameto masculino de los animales, y su función es la formación de un cigoto totipotente al fusionarse su núcleo con el del gameto femenino, fenómeno que dará lugar, posteriormente, al embrión y al feto. En la fecundación humana, los espermatozoides dan el sexo a la nueva célula diploide, pues pueden llevar cromosoma sexual X o Y, mientras que el óvulo lleva sólo el cromosoma X. Fueron identificados por primera vez en 1679 por Anton van Leeuwenhoek, inventor de los primeros microscopios potentes. Posteriormente, en 1697, Nicolás Hartsocker propuso la teoría del homúnculo, que consistía en la presencia dentro del espermatozoide de un hombre microscópico con una cabeza de gran tamaño. Evidentemente, hoy en día sabemos que esto no es así.




CARACTERISTICAS SEGUN SU ESPECIE

Existe una relación indirecta entre el volumen de eyaculado y la concentración de espermatozoides en las distintas especies:
  • En los seres humanos, los espermatozoides poseen una cabeza de 5 a 8 cm y una cola de 50 cm de longitud
  • En los cerdos, la eyaculación es de unos 200 ml, con una concentración de 100.000 espermatozoides. La longitud de los espermatozoides es de unos 90 cm.
En parte de los mamíferos, incluidos los seres humanos, los espermatozoides deben ser producidos a una temperatura más baja que la media del organismo (2 °C menos de lo normal en humanos), por ello las gónadas masculinas se encuentran fuera del cuerpo



¿QUE ES UN OVULO?

Los óvulos son las células sexuales femeninas. Son células grandes, esféricas e inmóviles. Desde la pubertad, cada 28 días aproximadamente, madura un óvulo en uno de los ovarios y pasa a una de las trompas de falopio.
Los óvulos son las células más voluminosas del cuerpo humano, formadas por meiosis en los ovarios, en un proceso llamado ovogénesis, que se manifiesta también a través del proceso periódico de la ovulación. La primera de las dos divisiones meióticas, la que reduce el número de cromosomas, se inicia durante el desarrollo embrionario y queda interrumpida durante la profase. Se reanuda a partir de la pubertad, cuando en cada ciclo madura un folículo y el ovocito que envuelve, completándose la primera división, que produce un ovocito secundario, y arrancando la segunda. La segunda división meiótica queda a su vez interrumpida, y no se completa hasta que no ocurre la fecundación, si es que ésta llega a producirse. Luego de completar la meiosis de las ovogonias, además de un ovocito se habrán formado dos cuerpos polares, el primero siendo la célula hermana del ovocito secundario, y el segundo la del óvulo.


¿Que es un cigoto?

En biología, se denomina cigoto o huevo a la célula resultante de la unión del gameto masculino con el femenino en la reproducción sexual de los organismos. Su citoplasma y sus orgánulos son siempre de origen materno al proceder del óvulo.







VIDEO DE LA FECUNDACION


video
·        Señales de un embarazo:
Por lo general, la primera señal de un embarazo suele ser la falta del período menstrual. Sin embargo, un período que no se presenta a la fecha debida no siempre significa que hay un bebé en camino. No todas las mujeres comienzan sus períodos en el mismo momento cada mes. Incluso si suele tener períodos regulares, el estrés, una enfermedad o cambios en ejercicios o hábitos de la dieta pueden demorar la menstruación.
Estos son algunos de signos de que posiblemente esté embarazada:
  • No le ha llegado su regla o período.
  • Siente malestar de estómago o tiene vómitos.
  • Los senos se han agrandado y le duelen. El área alrededor del pezón se oscurece.
  • Tiene antojos de ciertas comidas o le disgustan muchísimo otras.
  • Se siente cansada todo el tiempo.
  • ·        ¿Como se inicia?
    El embarazo se produce cuando un espermatozoide alcanza y atraviesa la membrana celular del óvulo, fusionándose los núcleos y compartiendo ambos su dotación genética para dar lugar a una célula huevo o cigoto, en un proceso denominado fecundación. La multiplicación celular del cigoto dará lugar al embrión, de cuyo desarrollo deriva el individuo adulto
    ·        Detección y fecha de fecundación
    El principio del embarazo puede ser detectado de diferentes maneras, incluyendo varias pruebas de embarazo que detectan hormonas generadas por la placenta recién formada. Pruebas clínicas de orina y de sangre detectan el embarazo desde los 6 a 10 días después de la concepción. Las pruebas de embarazo caseras son pruebas de orina personales, que normalmente no pueden detectar un embarazo sino hasta 12-15 días después de la fecundación. Ambos tipos de prueba solamente pueden detectar si la mujer está o no embarazada, pero no la fecha de inicio del embarazo
    Factores de riesgo
    Diversos factores aumentan la posibilidad de que una mujer tenga un embarazo de riesgo:
    • Antecedentes de preclampsia o eclampsia.
    • Consumo habitual de alcohol y tabaco después de las primeras semanas de embarazo.
    • Edad menor a 14 años o mayor a 35 años.
    • Embarazos múltiples.
    • Enfermedades anteriores o durante el embarazo: anemia, alcoholismo, diversas cardiopatías, diabetes, hipertensión, obesidad, diversas enfermedades infecciosas, afecciones renales o trastornos mentales.
    • Hemorragia durante la segunda mitad del embarazo en embarazo anterior.
    • Hijos anteriores con alguna malformación.
    • Intervalo entre embarazos inferior a 2 años.
    • Peso corporal menor de 45 kg o mayor a 90 kg (varía de acuerdo a talla)
    • Problemas en un embarazo previo.
    • Talla menor a 140 cm.





MESES DEL EMBARAZO

Primer mes:

La placenta comienza a desarrollarse y el bebé es un embrión. Mide menos de un centímetro y no llega a pesar ni 2 gramos. En el lugar donde crecerán las extremidades se forman unos “botoncitos”. También empiezan a formarse los pulmones, el tubo neural, y el corazón, que comenzará a latir promediando la tercera semana. A partir de la segunda, cualquier test nos informará de la presencia del bebé. Aparece la Hormona Gonadotropina Coriónica Humana –que también se conoce como Hormona del embarazo- y los niveles de progesterona aumentan. Pueden experimentarse mareos y fatiga y, a nivel anímico, nervios y ansiedad por la noticia. En cuanto sepamos del embarazo, o mejor aún, apenas lo sospechemos, visitaremos al médico que confirmará el resultado y es importante que comencemos cuanto antes a tomar diariamente el Acido fólico como también que nos informamos sobre los cuidados que deberemos tener en cuenta de ahora en más

Segundo mes:

Son visibles los intercambios de la placenta con el embrión, así como los deshechos del bebé. Todos los sistemas y los órganos principales forman su estructura básica. Aparecen también los dedos de los pies y las manitos, los tobillos, las muñecas y las orejas. También se forman los párpados, pero se mantienen cerrados. El embrión se acerca a los 4 centímetros y pesa aproximadamente 5 gramos. Nuestros pechos están sensibles y se nos oscurece el pezón y el área que lo rodea. Siguen la fatiga y las náuseas matutinas. Aparece el aspecto resplandeciente porque nuestro volumen de sangre crece un 20 por ciento (nuestro cabello está fuerte y brillante). En la octava semana podremos escuchar los latidos de nuestro bebé.


Tercer mes:

A partir de la novena semana, el embrión pasa a ser un feto. Comienzan a crecerla unas uñas suaves y en su boca aparecen señales de lo que serán sus dientes de leche. Se desarrollan los genitales, el hígado y los riñones comienzan a funcionar, y todos los órganos madurarán durante el resto del embarazo. Hacia la doceava semana, medirá 10 centímetros y pesará unos 20 gramos. Nosotras necesitamos sumar vitaminas y minerales a nuestra dieta. Los mareos pueden seguir, pero si sentíamos náuseas, ya empiezan a disminuir. Nuestra presión arterial disminuye y eso puede provocarnos aún más cansancio.


Cuarto mes:

La placenta está completamente formada. El rostro del bebé ya puede observarse en detalle: su boca, ojos, nariz y orejas están completamente formados. Su piel es muy fina, transparente, y su aparato digestivo comienza a funcionar. A fines de este mes comenzará a moverse, y ya pesará más de 90 gramos y medirá unos 15 centímetros. En nuestro cuerpo, la panza comienza a notarse y los pechos crecerán, así que es buen momento de conseguir ropa que nos pueda acompañar el resto del embarazo. Aumentará nuestro apetito y con él nuestro peso. Las demandas de hierro y calcio aumentan, así que es muy probable que nuestro médico nos recete suplementos o bien nos recomiende alimentos ricos en estos minerales.

Quinto mes:

Durante este mes nuestro bebé crecerá 10 centímetros más y aumentará más del doble de su peso hasta ahora. Sus uñas ya están completamente crecidas y en todo su cuerpito crecerá el lanugo, un vello que lo abrigará hasta una semana después de nacido. Ya duerme y despierta creando un ritmo regular. Por nuestra parte, nuestro útero habrá crecido hasta el ombligo y el ritmo cardíaco se nos acelerará. Las patadas y los movimientos pueden sentirse claramente, y podemos interactuar con nuestro bebé con caricias y sonidos: ya puede escucharnos.


Sexto mes:

La piel del bebé es de un color rojizo y está muy arrugada. Se desarrollan su sentido de gusto y olfato y sus párpados se despegan, permitiéndole abrir los ojos. En sus manos y pies se definen las huellas dactilares. Todos sus órganos están muy desarrollados, aunque el cerebro y los pulmones aún no completamente. Si por alguna razón naciese ahora, con cuidados intensivos quizás podría sobrevivir. Ya mide 30 centímetros y pesa unos 600 gramos. A nosotras, la panza nos sigue creciendo y eso puede causarnos picazón en la piel o incluso dolor leve, por el estiramiento del útero y la piel, es bueno intensificar el uso de las cremas para que la piel esté humectada a diario y de esta manera evitemos lesiones en el tejido de la piel, las estrías. La espalda puede doler también por el peso que se está sumando y el cambio de centro de gravedad



Séptimo mes:

Nuestro bebé se chupa el dedo, tiene hipo y llora. Sus huesos se endurecen y eso hace que sintamos más fuerte sus movimientos. Si nace en este momento, con cuidados apropiados tiene buena chance de vivir. Llegará a los 40 centímetros y a pesar más de un kilo. Nosotras comenzaremos a experimentar hinchazón en los tobillos, lo cual nos exigirá que descansemos más a menudo. Puede que aparezcan estrías en la panza y que experimentemos las contracciones falsas –conocidas como “de Braxton Hicks”, las cuales tienen la finalidad de entrenar al útero para las verdaderas contracciones del trabajo de parto. Si se suceden más de cinco en una hora, debemos consultar.

Octavo mes:

Durante este mes, el bebé se dedica a madurar sus pulmones y cerebro. Seguirá creciendo, llegando a medir unos 45 centímetros y a pesar 2 kilos y medio aproximadamente. Nosotras ya comenzamos a producir leche y no es raro que de nuestros pechos salga un poco. Encontraremos dificultades para dormir, para respirar (porque el bebé presiona los pulmones) y nos conviene comer en más ocasiones pero menos cantidad cada vez, porque el bebé ocupa parte del espacio de nuestro estómago. Es importante que si tenemos pérdidas, sentimos que el bebe empuja hacia abajo o tenemos calambres en el estómago, consultemos



Último mes:

Hemos llegado al fin de este viaje. Los pulmones del bebé ya están maduros y ya puede vivir fuera de nuestro cuerpo. Girará hasta colocarse cabeza abajo. Ya mide unos 50 centímetros y pesa alrededor de 3 kilos. A nosotras nos aumentará el dolor de espalda, y tendremos que orinar muy frecuentemente porque el bebé presiona la vejiga. Es posible que perdamos peso y vamos a necesitar varios descansos a lo largo del día, molestas por la sensación de pesadez. Sabremos que estamos en trabajo de parto cuando tengamos contracciones regulares cada 5 minutos durante más de dos horas en la primeriza o de una en las mujeres que ya han tenido hijos. Es hora de preparase para dar a luz!



                                                                        ALGO MÁS..

                                                                ¿QUE ES UN OVULO?

Los óvulos son las células sexuales femeninas. Son células grandes, esféricas e inmóviles. Desde la pubertad, cada 28 días aproximadamente, madura un óvulo en uno de los ovarios y pasa a una de las trompas de falopio.
Los óvulos son las células más voluminosas del cuerpo humano, formadas por meiosis en los ovarios, en un proceso llamado ovogénesis, que se manifiesta también a través del proceso periódico de la ovulación. La primera de las dos divisiones meióticas, la que reduce el número de cromosomas, se inicia durante el desarrollo embrionario y queda interrumpida durante la profase. Se reanuda a partir de la pubertad, cuando en cada ciclo madura un folículo y el ovocito que envuelve, completándose la primera división, que produce un ovocito secundario, y arrancando la segunda. La segunda división meiótica queda a su vez interrumpida, y no se completa hasta que no ocurre la fecundación, si es que ésta llega a producirse. Luego de completar la meiosis de las ovogonias, además de un ovocito se habrán formado dos cuerpos polares, el primero siendo la célula hermana del ovocito secundario, y el segundo la del óvulo.
El ovolema es el nombre que recibe la membrana plasmática de un ovocito.

                                                              


                                                                 ¿QUE ES UN CIGOTO?

huevo a la célula resultante de la unión del gameto masculino con el femenino en la reproducción sexual de los organismos (animales, plantas, hongos y algunos eucariotas unicelulares). Su citoplasma y sus orgánulos son siempre de origen materno al proceder del óvulo

                                                                       CLASIFICACION

La cantidad de vitelo y su localización permiten clasificar los cigotos en cuatro categorías, que coinciden plenamente con los tipos de óvulos:
  • Isolecíticos u oligolecíticos. Contienen poco vitelo, el cual se presenta en forma de finas granulaciones distribuidas de manera uniforme por todo el citoplasma. Poseen este tipo de huevos las esponjas, los cnidarios, los nemertinos, la mayoría de los moluscos, los equinodermos, los urocordados, los cefalocordados y los mamíferos (tanto los marsupiales como los placentarios, incluyendo el ser humano). En este último caso, se habla a veces de huevos alecíticos, porque están prácticamente desprovistos de vitelo ya que, gracias a que el desarrollo embrionario está facilitado por la placenta, carece de utilidad. La segmentación es siempre total y en general desigual, pero unos pocos huevos isolecíticos presentan segmentación igual.
  • Heterolecíticos o mesolecíticos. Tienen una cantidad más abundante de vitelo que forma granulaciones más heterogéneas y se distribuye de manera desigual; las granulaciones más gruesas se acumulan cerca del polo vegetativo y las más pequeñas cerca del polo animal o germinativo, cerca del núcleo. Son huevos característicos de anélidos, moluscos (excepto cefalópodos), teleósteos y anfibios. La segmentación es siempre total y desigual.
  • Telolecíticos. Contienen una gran cantidad de vitelo que se reúne en una masa que relega al citoplasma y al núcleo al polo germinativo, con lo que se origina una zona bien diferenciada, el disco germinativo o cicátrula. Los óvulos son voluminosos y son característicos de los cefalópodos, selacios, reptiles, aves y mamíferos prototerios. La segmentación es parcial discoidal.
  • Centrolecíticos. El vitelo es muy abundante y forma una masa central rodeada por el citoplasma, que se extiende por toda la periferia, donde también se sitúa el núcleo. Son típicos de los artrópodos. La segmentacion es parcial superficial.




                                                           ¿QÚE ES UN ESPERMATOZOIDE?

es una célula haploide que constituye el gameto masculino de los animales, y su función es la formación de un cigoto totipotente al fusionarse su núcleo con el del gameto femenino, fenómeno que dará lugar, posteriormente, al embrión y al feto. En la fecundación humana, los espermatozoides dan el sexo a la nueva célula diploide, pues pueden llevar cromosoma sexual X o Y, mientras que el óvulo lleva sólo el cromosoma X. Fueron identificados por primera vez en 1679 por Anton van Leeuwenhoek, inventor de los primeros microscopios potentes. Posteriormente, en 1697, Nicolás Hartsocker propuso la teoría del homúnculo, que consistía en la presencia dentro del espermatozoide de un hombre microscópico con una cabeza de gran tamaño. Evidentemente, hoy en día sabemos que esto no es así.




                                 ESTRUCTURA DEL ESPERMATOZOIDE HUMANO

Los espermatozoides en el ser humano son de forma piriforme, sólo sobreviven en un medio ambiente cálido y son las únicas en poseer flagelo; esto le ayuda a ser una célula con alta movilidad, capaz de nadar libremente. Se componen principalmente de dos partes: una cabeza y su flagelo, pero dentro de ellas podemos distinguir varias estructuras, las cuales, en orden cefálico-caudal (de la cabeza a la cola, es decir, de arriba a abajo), son: acrosoma, núcleo, membrana, cuello, pieza media, cola y pieza terminal. Viven de media 24 horas, aunque es posible que lleguen a fecundar el óvulo después de tres días.

                                CARACTERISTICA EXCLUSIVA SEGUN SU ESPECIE

Existe una relación indirecta entre el volumen de eyaculado y la concentración de espermatozoides en las distintas especies:
  • En los seres humanos, los espermatozoides poseen una cabeza de 5 a 8 cm y una cola de 50 cm de longitud.
  • En los cerdos, la eyaculación es de unos 200 ml, con una concentración de 100.000 espermatozoides. La longitud de los espermatozoides es de unos 90 cm.
En parte de los mamíferos, incluidos los seres humanos, los espermatozoides deben ser producidos a una temperatura más baja que la media del organismo (2 °C menos de lo normal en humanos), por ello las gónadas masculinas se encuentran fuera del cuerpo.